PORTFOLIO
ANTOINE VAN LOOCKE
EL ESCULTOR DE CUCHILLOS VICTOR RODRIGUEZ PARA FUERA DE SERIE ESPAGNA 2017

 

 

“Me cansé de hacer algo sólo para ser visto. Necesitaba que mi trabajo pudiera usarse”. Así fue como hace dos décadas el artista belga Antoine van Loocke dejó la pintura y la escultura y empezó en su taller de Gante a forjar cuchillos. O a esculpirlos. Cada uno es una pieza única, como el de la imagen superior. Él mismo fundió dos tipos de acero para obtener el de Damasco de la hoja (de ahí el veteado en dos tonalidades) y dejó pudrir durante ocho años la madera de arce del mango para luego tratarla con monómeros que le dan la consistencia final. Ni ese ni el resto de los de esta página están en venta. Forman parte de su colección particular, alrededor de un centenar, que cede para exposiciones en museos y galerías de arte. Pero eso no significa que no trabaje por encargo.

 

Chefs como Paul Bocuse o Alain Ducasse tienen un “van loocke”. Su modelo más sencillo es un mondador de patatas, desde 250 euros. Entre los más sofisticados, el que está creando ahora mismo con colmillo de narval (con autorización CITES para comercio de especies protegidas) y “electrum”, una aleación de oro y plata, que costará 5.500 euros.